Harakiri o fallo: La huelga magisterial en Perú

Harakiriperu

Modificación de “Harakiri”[i] acrílico sobre lienzo del cubano Reynerio Tamayo

Ha sido peor que un crimen, ha sido un fallo” Joseph Fouché,  jefe de la policía napoleónica

Un amplio sector de los docentes de escuelas públicas en Perú se encuentra estos días movilizado, con sendas marchas en Lima y provincias. En el país andino, las familias que acceden a las escuelas estatales son casi exclusivamente del sector populares. Las élites, y las familias mesocráticas o emergentes de “éxito” suelen colocar a sus hijos en escuelas privadas, muchas de dudosa calidad, pero que “no tienen huelgas”.  Cosa curiosa, dado que está demostrado que, por ejemplo, los centros de educación inicial del estado peruano son mejores en cuanto a propuesta y atención al menor de 5 años, que sus similares privados.

En el Perú la retribución a los docentes en términos reales ha ido decayendo, tanto monetaria como social. Hace décadas amplios sectores mesocráticos, en especial de provincia, se dedicaban a la docencia; el prestigio que tenía, propiciaba que jóvenes de todos los sectores y con amplia capacidad y vocación se inscribieran para ser maestros. Hoy en día, los bajos salarios y el poco reconocimiento social, hacen que la docencia sea una labor poco atractiva.

Un poco de historia

La organización de los docentes se consolidó en la década del setenta, en pleno gobierno del general Velasco, en un Congreso Nacional de Unificación realizado en la ciudad del Cusco, donde es elegido como Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) el profesor Horacio Zeballos Gámez, perteneciente al Partido Comunista Patria Roja (PCP PR). El flamante SUTEP de dedica a defender los intereses de sus asociados y al no ser escuchados, se van a un paro nacional en octubre de 1973, donde 97 maestros, incluyendo Zeballos,  fueron recluidos en la terrible  colonia penal de “El Sepa”, ubicada en plena selva a 500 kilómetros de distancia de la capital departamental más cercana.

Con la guerra interna entre el grupo Sendero Luminoso (algunos de cuyos líderes fueron en un  primer momento miembros del PCP PR) y las fuerzas del Estado, numerosos docentes que estaban en el medio (pertenecientes a partidos de izquierda o socialdemócratas) fueron comúnmente víctimas de ambos lados; al interponerse al criterio de guerra: “O estás conmigo o estás contra mí”.  En pleno conflicto, 1992, “Sendero Luminoso (SL)” con el grupo radical “Puka Llacta” y algunos renegados del PCP PR, tomaron la decisión de reconstruir y reorientar el SUTEP por motivos de “desviación de la línea sindical clasista” y en al año siguiente conforman “Comité Nacional de Reconstrucción y Reorientación del Sindicato Único de Trabajadores en la Educación Peruana” (CONARE). Durante los años del fujimorismo, curiosamente, el CONARE se mantiene con perfil bajo. Cuando Fujimori es expulsado del poder Fujimori, comienza a tratar de controlar algunas bases del SUTEP, principalmente en el sur andino.

Por su lado el SUTEP seguía con su labor sindical, estableciendo diversos canales de comunicación con el Ministerio de Educación. Sin embargo, algunos ministros entre el año 2000 y 2011 llegaron a declarar que el SUTEP era el principal enemigo para sus reformas, que provocaron grandes huelgas como las realizadas en el gobierno de Alan García, que obligaron a la gestión aprista a resolver los petitorios del magisterio.

Ya en el gobierno de Humala,  se hace evidente que el “Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales” (MOVADEF), organización derivada de SL[ii], tiene algunos miembros como dirigentes en el CONARE.  En la Región Puno, fronteriza con Bolivia, con amplia población quechua y aimara,  el “Frente Clasista Magisterial” controlado por el grupo “Puka Llacta”  organiza un gremio paralelo, sin incluir a los profesores militantes del PC PR.  En Ayacucho, centro sur del país,  el MOVADEF organiza uno similar, también expulsando a los del PC PR. Con esa “fuerza” el CONARE convoca una  huelga nacional indefinida a mediados del 2012, que fracasa.

Ese fracaso, hace que el CONARE tenga como predica que el principal enemigo “de clase” son los del SUTEP y el PC PR.

Hoy día

Llega el gobierno del señor P.P. Kuczynski, que no es sino un conjunto de grupos de amigos, cuyo único núcleo es el propio presidente. El nuevo gobierno  mantiene un defensor de bajos salarios[iii] como Ministro de Educación (hoy empleado del Banco Mundial), y designa como Ministro del Interior a un colaborador del “Woodrow Wilson Center” norteamericano y además miembro de un grupo de ex izquierdistas especializados en consultorías privadas en “seguridad y conflictos” [iv] aglutinados principalmente en la empresa Capital Humano y Social (CHS). Este ministro del interior, designa a un proveedor de servicios de su empresa CHS, un consultor capacitado por agencias de seguridad de los Estados Unidos, y visitador asiduo, como ellos, de la embajada de dicho país, como viceministro de orden interno.  Incluso, no sería extraño que hayan realizado consultorías a ODEBRECHT en lo que son “expertos”.

Ante la pésima gestión del ministro de educación, con escándalos como el de usos poco claros de los recursos destinados al Instituto Peruano del Deporte, actividad donde Perú precisamente no destaca; el gobierno designa una nueva ministra que ocupa el cargo actualmente.

Mientras tanto, ya pasado los primeros meses de gobierno,  diversos gremios se dan cuenta que los acuerdos firmado con  Kuczynski en campaña no se cumplen, y lanzan entonces primero petitorios, movilizaciones y luego huelgas.  El SUTEP, se descuida al no supervisar las bases, y evalúa que la fuerza del CONARE se concentra “solo” en la sierra centro sur del país. El CONARE adelanta una huelga, que incluye movilizaciones violentas para llamar la atención. Los principales funcionarios de gobierno no hacen mucho caso, dado que, como se señaló antes, sus hijos no son afectados por medidas de ese tipo, y por informes que dichas movilizaciones  no estaban muy coordinadas entre ellas.

El SUTEP logra un acuerdo con el ministerio de educación, luego de un paro de un día, pero el CONARE sigue con su huelga. Los diversos grupos de izquierda que se ven minimizados por la organización y presencia del PC Patria Roja en diversos ámbitos, también se adhieren inorgánicamente a las acciones del CONARE.

El fallo: a los socios y proveedores, “expertos en conflictos” de CHS, se les ocurre señalar, a través del ministro del interior C. Basombrío, y el viceministro R. Vargas que los maestros que participan en la huelga del CONARE son miembros del MOVADEF, declarando que hay 5000 maestros de ese gremio que firmaron por esa agrupación, que se deriva de SL.  Se debe agregar el  fallo adicional de descalificar a personas por su afiliación a cualquier movimiento, lo punible son los delitos no las ideas.

Es completamente comprensible que los huelguistas que no son del MOVADEF, que es la gran mayoría, señalen lo obvio, y radicalicen más en sus protestas, como lo haría cualquier involucrado en algo que no lo está.  Los del ministerio de interior de paso dan una sobrevaloración al propio MOVADEF (que es lo que quieren).  De igual manera, propicia una mayor coordinación entre las distintas facciones al interior del CONARE.

Por último, el Presidente Kuczynski, más ocupado en liderar un frente contra Venezuela, que organizar su casa; desautoriza públicamente a sus ministros y señala que establecerá diálogo con los huelguistas. Si “hay acuerdos reales”  se elimina de facto todo el espectro político de izquierda y centro derecha del país. Incluyendo a los grupos que se alegran por la crisis del SUTEP.

Preguntas por conclusión

Producto de esos fallos como diría el jefe de policía napoleónica, quedan las siguientes interrogantes:

  • El grupo del denominado Frente Amplio, liderado por el ex sacerdote Marco Arana, de discurso “ecologista” en cuyo núcleo parlamentario se encuentran varios promotores de la huelga y que pertenecen al grupo Puka Llacta. ¿este grupo que señalaba al PC PR de radical, se unirá subordinadamente en los hechos, al CONARE o a  Puka Llacta que lo utiliza desde sus propios despachos?
  • Diversos miembros del grupo de Gregorio Santos, molestos con su antigua casa, el PCP PR, despotricaban del SUTEP; pero ahora ellos, que procuraban estar a la izquierda del resto; ahora se encuentran a la derecha de un envalentonado MOVADEF. ¿Cómo calza ahí su alianza “no clasista” con los dueños de la marca, un clan de “empresarios emergentes de la educación y de las pensiones de adultos mayores”? ¿Cómo se colocan en Cajamarca, su base principal, ante los socios de facto  de Arana,  “más radicales”, que serían ahora su principal competencia?
  • Los cuasi socialdemócratas de “Nuevo Perú” y su escondida líder, la Srta. Mendoza, sus parlamentarios sin bancada, y seguidores que ven felices la posible derrota del SUTEP ¿no se dan cuenta que han desparecido de facto ante tales hechos? Su posible “centro” se pasó de repente a la derecha; donde hay otros, más fuertes y legítimos representantes.
  • ¿Los comunistas del PCP y PCP PR se darán cuenta que todo espacio que es abandonado o descuidado, es SIEMPRE cubierto por otros, en especial en momentos de crisis? ¿Los burócratas del SUTEP no pudieron prever el escenario que conocen?
  • Los del CONARE,  han sido los beneficiados, saben muy bien que gran parte de los pedidos que hacen son poco factibles, dada la estructura de poder en el Perú; por ello piden lo máximo y con ello tienen un amplio margen de “lucha”. Piensan además capturar fuentes de financiamiento que “creen” saber administrar. El CONARE un grupo de activistas de diversas facciones ¿Se quedará satisfecho por su victoria, y sus métodos no serán elegidos por terceros para cualquier pedido al ejecutivo o empresas? ¿O como dicen algunas de sus miembros, solo falta la chispa sobre la pradera?
  • ¿El gobierno de PPK sobrevivirá a las presiones de los extremos?¿regresará el Perú a los dilemas de los  90?
  • ¿Cuánto de esto ha beneficiado a Antauro Humala, el lider de los etnocaceristas, el único del clan no involucrado en escándalos de corrupción, y sin mácula por estos líos?
  • ¿Hay algún ingenuo que cree que cambiando a la ministro mejoraran los salarios?
  • ¿Cuánto más han ganado los maestros huelguistas en términos reales?

Nubes oscuras se observan en el horizonte. Ojalá no haya tormenta.

Envidia1oo

Nunca faltan…

[i] El seppuku, comúnmente llamado Hara kiri, es parte de la tradición del  bushido, donde podía ser voluntario, y para los Samuráis, la muerte significaba un asunto de honor, y una muerte en una cama era algo no deseable; el ideal era vivir bellamente y morir de manera hermosa. Como el capullo del cerezo, el emblema del Samurai: bello y efímero. Morir por un único corte de vientre es un escape honorable, ante circunstancias que se referían a pagar un crimen o error, o evitar el deshonor.

[ii] Que postula, como punto principal de sus reclamos, la liberación de su líder Abimael Guzmán.

[iii] Mientras era funcionario del Banco Central de Reserva escribió que “elevar el salario mínimo era generar inflación y reduce el trabajo formal”, en un país que tiene el salario mínimo más bajo de Sudamérica y una alta informalidad laboral. Saavedra y Chong (1999). Structural reform, institutions and earnings: Evidence from the formal and informal sectors in urban Perú.

[iv] http://gruposeguridadciudadanaperu.blogspot.pe/


2 thoughts on “Harakiri o fallo: La huelga magisterial en Perú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s