MINISTRO DE INTERIOR PERUANO CARLOS BASOMBRÍO: SI NO TIENE PROPUESTAS PROPIAS, TÓMELAS PRESTADAS

imagen-carlosbasombrio

El ministro del Interior del Perú, Carlos Basombrio[i], tiene la responsabilidad de superar las graves deficiencias que afectan a la Policía Nacional del Perú y obstaculizan el cumplimiento de sus funciones para proteger a la población de amenazas criminales y proporcionar seguridad ciudadana. La tarea es titánica pero existen propuestas encaminadas a realizarla. En cuanto a la función policial de prevención y orden público, el Plan de Gobierno de Kuczynski (PPK) contiene planteamientos apropiados y factibles. Su aplicación debería ser efectiva pero el impacto social de las medidas propuestas sería mensurable en el mediano plazo. Sin embargo, en su versión publicada ese Plan de Gobierno es excesivamente escueto en cuando a la función de investigación, no obstante que, como es sabido, el impacto social de la investigación puede ser medido en el muy corto plazo.

Significativamente, el Plan de Gobierno de PPK no incorporó de manera orgánica planteamientos para fortalecer la función de investigación a pesar de que los mismos fueron desarrollados desde febrero del 2016 por un pequeño equipo de especialistas, al que el responsable del área de seguridad del Plan, Gino Costa, se refirió en varias oportunidades.

Cuando, sorpresivamente, en julio pasado fue anunciada la designación de Basombrio como titular del Ministerio del Interior (MININTER), quedó muy en claro que se trataba de una decisión de último minuto que revelaba improvisación, pues el designado no estaba enlistado en el equipo convocado por Gino Costa y el 7 de julio declaró que recién en las últimas dos semanas había sido invitado. Desde luego, el ministro entrante se apresuró a decir que él conocía el MININTER “de arriba abajo” aludiendo a que durante el gobierno de Alejandro Toledo fue Jefe del gabinete de asesores del despacho ministerial, coordinador de la comisión de reestructuración de la PNP, miembro de la comisión de modernización de la PNP y viceministro del Interior. Las gestiones ministeriales que acompañó y donde se destruyó la especialización policial y se llevó al punto de colapso la organización de investigación PNP, además del fracaso ruinoso de la “reforma policial”.

Basombrío inicio su gestión ministerial creando frentes de conflicto con la Policía, especialmente en el desacreditado tema del “escuadrón de la muerte”, que primero resaltó mediáticamente y ahora elude. Pero también creando un ambiente de incertidumbre en la sociedad, al afirmar muy suelto de huesos que tendría resultados “en un año”, desdeñando así el clamor ciudadano por una pronta y efectiva reacción ante la creciente amenaza criminal. Con notoria arrogancia, rápidamente el ministro se distanció de veteranos policías, como los generales (r) Luis Montoya  y Remigio Hernani, que habían trabajado con Costa  en el Plan de Gobierno y realmente tenían aportes valiosos para mejorar el estado de seguridad ciudadana, y cerró filas con sus viceministros Rubén Vargas[i]  y Ricardo Valdez, provenientes como él de la ONG (y empresa) Capital Humano y Social (CHS), conocida por su “intervención”  en conflictos sociales.

Puesto en el disparadero de concretar propuestas para que el Presidente del Consejo de Ministros (PCM) Fernando Zavala pueda solicitar al Congreso facultades legislativas en materia de seguridad ciudadana, se pudo observar que desde el MININTER se pretende insistir en actividades que ya han demostrado su ineficacia, como los denominados “mega-operativos” que en esencia sustraen personal de las comisarías y otras unidades PNP para servir afanes de figuración de algunos jefes policiales; o como “resucitar” las instancias regional, provincial y distrital del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, que a lo largo de su existencia han probado su absoluta incapacidad. También se insiste en programas como el de patrullaje integrado Policía-Serenazgo,  idea que en esencia no marcha por insuficiencia de efectivos policiales y de recursos municipales. Es decir, más de lo malo conocido. A diferencia, también hay las propuestas de “incorporar 500 detectives para investigación criminal, capacitados con técnicas modernas y sometidos a rigurosos controles contra la corrupción” y conformar “equipos especiales de inteligencia para casos de alta complejidad”, como si fueran panaceas para luchar contra la criminalidad violenta y organizada y que en verdad no resisten un análisis de consistencia con los desatendidos requerimientos de la función policial de investigación.

Y falta mencionar el desorden con el que actúan Basombrío y su gente, resaltante en el hecho de que sólo días después de la presentación del PCM Zavala ante el Congreso, Basombrío presenta el tópico de la creación de una Dirección Nacional de Investigación Criminal, que es, a mucha distancia de las mencionadas, la propuesta más importante para fortalecer las capacidades de la PNP para enfrentar la criminalidad violenta y organizada. ¿Acaso este planteamiento, de la mayor trascendencia, no debería estar incluido en los temas mencionados por Fernando Zavala ante el Congreso? ¿Acaso no debería incluso haber presidido la relación de propuestas puntuales en materia de seguridad ciudadana, sobre las que el gobierno ha solicitado facultades legislativas?

Todo indica que la propuesta de crear una Dirección Nacional de Investigación Criminal en la PNP, que va a exigir la facultad legislativa de cambiar la actual Ley de la PNP, ha sido tardíamente interpolada a lo que será –en palabras del PCM Zavala– un “ambicioso plan para los primeros cien días” en seguridad ciudadana. Pero mejor tarde que nunca. Las buenas ideas, si no son originalmente producidas, deben ser adoptadas. Este es el caso.

Ante la eventualidad de que, con el paso de los días, desde el MININTER se ofrezca nuevas medidas para fortalecer la función de investigación en la PNP, más allá del irrisorio planteamiento de “incorporar 500 detectives para investigación criminal” (irrisorio porque es radicalmente insuficiente), conviene tener en cuenta el documento “Propuesta de acciones estratégicas para el fortalecimiento de la función de investigación criminal de la PNP”, elaborado entre febrero y julio de este año como una parte no divulgada del Plan de Gobierno de PPK.

En sus líneas centrales ese documento contiene, entre otras, las propuestas siguientes, que el ministro Basombrío haría bien en adoptar aunque, fiel a su estilo, omita la autoría de las mismas:

TEMA: Personal PNP y cobertura territorial en la función de investigación 

La población de personal en situación de actividad en la Policía Nacional del Perú a nivel nacional presenta distintas cuantificaciones, según sea la fuente PNP de la información. Pero es probablemente muy aproximado que esa población sume 121.848 policías a julio del 2016 (según información aportada a RECOPOL-PNP Jul 2016).

pnp1

De ese efectivo de personal una parte está asignada a los servicios de seguridad ciudadana en el ámbito de las Comisarías PNP. Se trata de 37.336 policías en Comisarías PNP a nivel nacional. Esto es solamente el 30,64% del total del efectivo policial. Una insuficiente proporción del personal PNP está afectado a las actividades funcionales de prevención del delito y de acciones antisociales. Por su parte, el personal policial activo en el ámbito de la función de investigación criminal, a nivel nacional, probablemente suma un efectivo de 4.769 policías que significan apenas el 3,91% de la población de 121.848 policías, que son el total del efectivo policial a nivel nacional. De manera que solamente el 34,55% del total del efectivo de la Policía Nacional del Perú se desempeña directamente en actividades de prevención y de investigación criminal.

El número del personal policial asignado a la función de investigación es menos de la tercera parte del efectivo policial que alcanzó la antigua Policía de Investigaciones del Perú (PIP) el año 1986, que sumaba unos 17.000 policías. Esto quiere decir que en el Perú el número de policías en tareas de investigación criminal ha disminuido aproximadamente, en 30 años desde 1986 a 2016, en un 70%, mientras que la población nacional ha aumentado en un 40% en el mismo período (de 20 a 33 millones de habitantes) y, paralelamente, la delincuencia, y sobre todo la criminalidad armada y violenta, se ha incrementado de manera exponencial.

A esta deficiencia se añade la desprofesionalización de la especialidad de investigación criminal en la PNP, que se refleja en la marcada disminución del efectivo policial que posee calificaciones de investigador, en el decrecimiento alarmante de la dotación de personal policial egresado de procesos de formación profesional, capacitación, especialización y perfeccionamiento en investigación, y en sucesivos intentos de subsumir la actividad funcional especializada de investigación en el ámbito de servicios policiales generales de orden público, como es el caso de la creación de unidades policiales inorgánicas como Escuadrón Verde, Grupo Terna y otros, con sobrevalorada exposición mediática pero muy poca efectividad policial, dado que no cumplen con los protocolos de investigación y, a la vez, no contribuyen a la función fiscal y distraen recursos para los servicios de prevención policial a cargo de las Comisarías PNP.

Se suma la muy insuficiente cobertura de servicios de las Unidades de investigación criminal en la extensión del territorio nacional, existiendo apenas 46 DIVINCRIs y DEPINCRIs en todo el país excepto Lima Metropolitana y Callao, aproximadamente sólo una cuarta parte de la cobertura mínima que significaría la instalación de Unidades de investigación criminal en las 196 ciudades capitales de provincia.

Se propone las siguientes acciones para fortalecer la disposición de personal policial para la función de investigación PNP:

A nivel nacional en el corto plazo, satisfacer un Requerimiento Mínimo Genérico de personal policial para la función de Investigación Criminal, a nivel nacional (excepto las provincias de Lima y Callao) estimado en 2.869 policías (461 Oficiales y 2.438 Suboficiales) para la adecuada dotación de personal de la función en las 46 Unidades de Investigación Criminal existentes en 44 ciudades del país (excepto Lima y Callao), incluyendo en ese Requerimiento al efectivo actualmente en las actividades de la función.

A nivel nacional en el corto plazo, el Requerimiento Mínimo Genérico de personal policial para la función de Investigación Criminal, a nivel nacional (excepto las provincias de Lima y Callao) exige aumentar el número de policías en DIVINCRI y DEPINCRI, en 1.347 efectivos: 371 Oficiales y 1.004 Suboficiales.

Para el corto plazo, una parte del Requerimiento Mínimo Genérico del efectivo policial para la función de investigación deberá ser cubierto mediante tres previsiones:

  • Incorporación a Unidades de Investigación Criminal, de personal de Unidades PNP tales como Escuadrón Verde, Grupo Terna y otras configuraciones anómalas de la estructura orgánica PNP. Previa evaluación de perfil y capacidades (polígrafo).
  • Incorporación del efectivo policial que egresa el año 2016 de escuelas de formación técnico-profesional (escuelas de suboficiales) en regiones seleccionadas por su mayor densidad demográfica y elevado nivel de amenaza delictiva.
  • Sustitución de personal policial abocado a actividades administrativas en Unidades de Investigación Criminal, por personal policial con experiencia en investigación, en situación de retiro, adecuadamente captado entre el personal policial que no ha pasado al retiro por medida disciplinaria, considerando su edad.

También a nivel nacional en el corto plazo: aumentar en 1.425 el número de policías laborando en Unidades de Investigación Criminal, para cubrir el personal de 25 DIVINCRI y DEPINCRI que es necesario instalar en cada una de las 69 ciudades capitales de provincia con población mayor de 20.000 habitantes, exceptuando Lima y Callao. Sería el aumento de 250 Oficiales y de 1.175 Suboficiales para la creación de 25 Unidades de Investigación Criminal adicionales a las 46 existentes en 44 ciudades. En perspectiva, la cobertura de servicios de Investigación Criminal a nivel nacional (excepto Lima y Callao) va a requerir el aumento de 4.290 efectivos policiales, lo que comprendería 711 Oficiales y 3.613 Suboficiales. Así, las Unidades Especializadas actuarían en todas las ciudades capitales de provincias con más de 20.000 habitantes.

A nivel nacional en el mediano plazo, implementar un canal de formación profesional de Oficiales de Policía en la Especialidad de Investigación Criminal, en la Escuela de Oficiales PNP mediante la captación de graduados universitarios aptos para el proceso de admisión. Esta medida contribuiría centralmente a la recuperación de la especialización del personal policial en la función de Investigación Criminal.

En Lima Metropolitana, en el corto plazo, incrementar el efectivo policial de las 26 DIVINCRIs, de 1.000 policías, a una cantidad mínima de 2.080 policías (aumento del 108%), o a una cantidad óptima de 3.380 policías (aumento del 238%).  Sería una cantidad adecuada de policías para contar con 26 DIVINCRIs que presenten una dotación de entre 80 a 130 policías. Asimismo, mantener temporalmente, en las Comisarías PNP, al personal policial de las Secciones de Investigación, en aquellos distritos donde no existe una DIVINCRI. En aquellos donde esta unidad ya está establecida, replegar a la respectiva DIVINCRI el personal de las Secciones de Investigación Criminal.

En Callao, en el corto plazo, incrementar el efectivo policial de las 3 DIVINCRIs, de 169 policías a una cantidad mínima de 240 policías o a una cantidad óptima de 390 policías. De manera que el incremento de efectivo de investigación criminal en las DIVINCRIS del Callao sería entre el 43% y el 70%. Como en Lima Metropolitana, mantener temporalmente, en las Comisarías PNP, al personal policial de las Secciones de Investigación, en aquellos distritos donde no existe una DIVINCRI. En aquellos donde esta unidad ya está establecida, replegar a la respectiva DIVINCRI el personal de las Secciones de Investigación Criminal.

En Lima Metropolitana, en el mediano plazo, aumentar de 26 a 42 el número de las DIVINCRIs. Una en cada uno de los 46 distritos de Lima, excepto en los distritos de Ancón y Santa Rosa, donde se establecería una sola DIVINCRI; y en los distritos de Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo, Santa María del Mar y Pucusana, donde también se establecería una sola DIVINCRI. El efectivo de policías de investigación criminal requerido para las 42 DIVINCRIs de Lima Metropolitana sería de 3.360 a 5.460 policías.

En Callao, en el mediano plazo, incrementar el número de las DIVINCRIs, de 3 a 4, instalando una segunda en el distrito de Ventanilla, lo que requeriría en total una cantidad mínima de 320 policías o a una cantidad óptima de 520 policías.

En resumen, en el corto plazo se estima necesario aumentar el efectivo de policías de investigación criminal en Lima Metropolitana, Callao y a nivel nacional, de 4.639 policías a 6.614 policías como mínimo. En el mediano plazo se estima necesario incrementar el efectivo de policías de investigación criminal en todo el Perú a 16.555 policías aproximadamente. Hay que considerar que a este nivel se estaría recuperando el tamaño de la fuerza de investigación policial que tenía la Policía de Investigaciones del Perú hacia 1986.

También se propone las siguientes acciones para fortalecer la cobertura territorial de la función de investigación de la PNP a nivel nacional:

En el corto plazo: contar con Unidades de Investigación Criminal en cada una de las 69 ciudades capitales de provincia con población mayor de 20.000 habitantes, exceptuando Lima y Callao, además de las existentes actualmente en dos ciudades con menor población. Sería la creación de 25 Unidades de Investigación Criminal adicionales a las 46 existentes en 44 ciudades, para fortalecer la cobertura de la función a nivel nacional en el corto plazo. Así, las Unidades Especializadas actuarían en todas las ciudades capitales de provincias con más de 20.000 habitantes.

En el mediano plazo: crear Unidades de Investigación Criminal en cada una de las ciudades capitales de provincia. Sería la creación de 125 Unidades de Investigación Criminal adicionales, para fortalecer la cobertura de la función a nivel nacional. Las Unidades Especializadas sumarían 196 en todo el Perú.

TEMA: Estructura organizacional de la función de investigación de la PNP a nivel nacional

La función de investigación está dispersa y repartida, en el nivel central de la estructura orgánica PNP, en cuatro Direcciones Ejecutivas dependientes de la Dirección Nacional de Operaciones Policiales:

  • Dirección Ejecutiva de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia. Integrada por:
  • Dirección de Investigación Criminal.
  • Dirección Contra la Corrupción.
  • Dirección de Policía Fiscal.
  • Dirección de Apoyo a la Justicia.
  • Dirección de Lavado de Activos.
  • Dirección Ejecutiva Antidrogas.
  • Dirección Ejecutiva Contra el Terrorismo.
  • Dirección Ejecutiva de Criminalística

También comprende un extremo del ámbito funcional de la Dirección Ejecutiva de Seguridad Integral: la Dirección de Seguridad del Estado. Esta situación atenta contra los principios de unidad orgánica por ámbito de función y afecta la articulación de los esfuerzos de distintas unidades policiales en la investigación de delitos, especialmente si éstos son complejos e involucran la afectación de distintos bienes jurídicos.

Al respecto se propone las siguientes acciones para fortalecer la organización de la función de investigación de la PNP a nivel nacional:

En el corto plazo: modificar la ley de la PNP para integrar la función de investigación criminal en un solo ámbito orgánico que facilite el desarrollo transversal de la actuación especializada, facilite la unidad doctrinaria de la investigación y, sobre todo, elimine el obstáculo de la dispersión de órganos policiales que realizan esencialmente la misma actividad funcional de investigación criminal. La modificación de la ley PNP tendría el propósito de crear la Dirección Nacional de Investigación Criminal de la Policía Nacional del Perú, homóloga en su jerarquía a la Dirección Nacional de Operaciones Policiales y con relación de dependencia directa de la Dirección General de la PNP.

La nueva Dirección Nacional de Investigación Criminal de la Policía Nacional del Perú centralizaría y homologaría la organización y la doctrina operacional de las diversas Direcciones Especializadas –Dirección Ejecutiva de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia, Dirección Ejecutiva Antidrogas, Dirección Ejecutiva Contra el Terrorismo y Dirección Ejecutiva de Criminalística— en las que actualmente se dispersa la misma función de la investigación criminal. Asimismo, la creación de la Dirección Nacional de Investigación Criminal aportaría a la desburocratización de la función especializada, al reducir la extensión vertical de la actual estructura orgánica de las cinco Direcciones Ejecutivas existentes al presente.

El 4 de septiembre, el MININTER difundió su versión de esta propuesta en el gráfico siguiente:

pnp1

En el gráfico se observa que la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DININCRI), en el nivel jerárquico homólogo al de la Dirección Nacional de Orden y Seguridad (DINOS),  encabezaría a diez Direcciones Ejecutivas que comparten la función de investigación.

También para el corto plazo se propone las siguientes acciones para fortalecer la estructura orgánica de la función de Investigación Criminal en las Direcciones Territoriales PNP:

  • Mantener en su concepto la actual estructura orgánica unificada de la función de Investigación Criminal en las Regiones Policiales, para evitar trastornos en la continuidad de las actividades funcionales.
  • Enriquecer el ámbito orgánico de la función incorporando al órgano en cada Región Policial un Departamento de Investigación de Robo de Vehículos y un Departamento de Seguridad del Estado, que se sumarían a los ya existentes: Departamento de Investigación Criminal, Departamento de Apoyo a la Justicia, Departamento Antidrogas, Departamento Contra el Terrorismo, Departamento de Policía Fiscal y Departamento de Criminalística.
  • Disolver la diferenciación existente entre la relación de dependencia técnico-normativa (de cada Dirección Ejecutiva) y la relación de dependencia administrativa, que actualmente recae en el comando de la Dirección Territorial, haciendo que esta línea de dependencia pase a la respectiva Dirección Ejecutiva. Más bien, la dependencia disciplinaria se mantendría respecto del comando de la Dirección Territorial.

El impacto de estas acciones será evitar que a futuro el personal policial asignado a la función de Investigación Criminal –en los distintos Departamentos— pueda ser re-colocado o cambiado de colocación a otro campo de actividad del servicio por disposición del comando territorial. Las acciones contribuirán a la asignación homogénea de personal policial a la función y establecerán el precedente necesario para materializar la línea de carrera policial en Investigación Criminal.

policia-contra-pedofilia

Policía latinoamericano luchando contra redes de pedófilos


[i] Ex “Defensor del Lector en el diario Perú.21, del grupo conservador El Comercio; sociólogo de la Pontificia Universidad Católica del Perú; estrechamente relacionado con la fundación norteamericana  Woodrow Wilson Center, donde fue residente el año académico 1994-1995. Luego participa en el Programa Latinoamericano Comparative Peace Process, y en el Creating Community, incluyendo el proyecto Citizen Security. Hasta hace poco coordinaba para el Programa Latinoamericano el proyecto de Seguridad Ciudadana. Ha editado varios libros sobre política y seguridad, alguno con su amigo Fernando Rospigliosi, a través del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), ya conocido por el apoyo que recibe de organizaciones como el Open Society de Soros.

[i] Abogado capacitado en Estados Unidos en la lucha contra el “terrorismo” y el narcotráfico. https://wikileaks.org/plusd/cables/05LIMA4704_a.html


One thought on “MINISTRO DE INTERIOR PERUANO CARLOS BASOMBRÍO: SI NO TIENE PROPUESTAS PROPIAS, TÓMELAS PRESTADAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s