Dura crítica del PC Mexicano al Foro de Sao Paulo y a las izquierdas de parroquia

A unas semanas, el Primer Secretario  del Comité Central del Partido Comunista de Mexico[i] (PCM), publicó un artículo en la histórica revista de ese partido: El Machete; titulado “El PCM y el Consenso de Nuestra América”[ii] en el cual critica duramente al Foro de Sao Paulo, su conformación y sus propuestas, incluyendo por supuesto a sus promotores, y señalando las características especiales del “petismo” en el Brasil (gran y principal promotor del Foro) y de organizaciones similares en el resto de América Latina. De igual manera hace un deslinde con esas propuestas que se escriben  para cambiar pero hacen que no cambie nada.

013_tina-modotti_theredlist
Tina Modotti, editora de El Machete hace 89 años
el-machete
El Machete histórico

El PCM es una organización que está creciendo rápidamente en México, en un país dominado  por monopolios nacionales en alianza con extranjeros; en oscuras asociaciones con el narcotráfico y con un gigantesco aparato estatal, en gran parte corrupto y clientelista; que no duda aplicar la violencia en contra de cualquier reclamo, como matar a casi medio centenar de estudiantes  que no aceptaban perder más derechos.

A continuación reproducimos partes del artículo en cuestión, con algunos comentarios entre paréntesis y resaltados en negrita por parte nuestra.

pavel blanco
Pavel Blanco, Primer Secretario del CC del PCM

En agosto del año 2016, durante la realización del Encuentro de partidos comunistas y revolucionarios de América Latina y el Caribe realizado en Lima, bajo la organización del Partido Comunista del Perú-Patria Roja y del Partido Comunista Peruano, el Partido Comunista de Cuba propuso se adoptara el Consenso de Nuestra América, lo cual fue cuestionado por el Partido Comunista de México y otros partidos comunistas presentes, y finalmente no fue un documento aprobado por el Encuentro[iii] . Ese mismo documento fue presentado como base para la realización del Foro de Sao Paulo (FSP) realizado en Managua Nicaragua en Julio de 2017[iv]

Como se sabe, al considerar que el FSP es un espacio de la socialdemocracia, el V Congreso del PCM realizado en Septiembre de 2014 orientó al Comité Central su separación y deslinde, lo cual se concretó durante la realización del XXI Encuentro del Foro de Sao Paulo en julio del 2015, después de pertenecer a él desde el año 2001, cuando ingresó por invitación del Partido Comunista de Cuba… Durante 13 años asistimos ininterrumpidamente a los Encuentros, y apreciamos que no había debates democráticos, … también apreciamos que atravesó por una grave crisis resultado de la derechización de algunos de sus componentes que alcanzaron posiciones gubernamentales, por ejemplo el Partido de los Trabajadores de Brasil, …; también criticamos el eslabonamiento del Foro de Sao Paulo al Partido de la Izquierda Europea, que nos llevó a la conclusión de un reagrupamiento internacional del oportunismo y la socialdemocracia. El FSP demostró también su ineficacia en luchas concretas antiimperialistas, por ejemplo contra el ALCA y el Plan Colombia, …; conocido es el desencuentro del FSP con las luchas sindicales y populares; además varios partidos importantes del FSP se involucraron en casos de corrupción y fueron directamente responsables de represión y asesinato de cuadros revolucionarios, tal es el caso del PRD (hoy aliado de López Obrador en MORENA) involucrado directamente en la desaparición de 43 estudiantes de Ayotzinapa y de la muerte de 7 militantes del PCM en el estado de Guerrero.

narco cultura 4
Tendero mexicano limpiando la vereda de la sangre humana producto de una matanza

 La izquierda, una categoría que hoy no dice mucho, y que puede decir lo contrario.

… Lo exacto para expresar el conflicto político en la sociedad contemporánea se encuentra en la lucha de clases: la clase dominante, la burguesía, que con su poder estatal busca preservar el modo de producción capitalista imperante y el orden social existente de defensa de la apropiación privada de los socialmente producido sustentado en la ideología, las leyes y las fuerzas represivas necesarias que así se lo aseguren;…  “Izquierda”, “derecha”, “centro” no expresan el antagonismo entre las clases ni las posiciones políticas en conflicto. Hoy en la “izquierda” se encuentra la socialdemocracia que es ya una parte orgánica del capital, una de sus expresiones para ejercer la dominación según convenga; si hacemos la revista de los partidos de “izquierda” que confluyen en el Foro de Sao Paulo podemos confirmar esta apreciación, desde el PRD en México, varias fuerzas del Frente Amplio en Uruguay, el PT de Brasil, los partidos kirchneristas de Argentina, el Partido Socialista de Chile, Alianza País de Ecuador, PRD de Panamá; (se podría agregar a Nuevo Perú y al Partido socialista del Perú) en la “izquierda” además está todo aquel que se considere antineoliberal, lo que no quiere decir mucho, pues en general ello representa a quienes suscriben la gestión keynesiana, la intervención del Estado en la economía y presupuestos sociales, un embellecimiento del sistema, unos toques de maquillaje, pero que mantienen intactos y refuerzan los pilares del modo de producción capitalista, que es la causa de los problemas de la clase obrera y los pueblos con la explotación, desvalorización del trabajo, el hambre, la miseria,…  También en la “izquierda” se encuentran las corrientes populistas surgidas de la primera ola keynesiana después de la crisis de 1929 como el Cardenismo, hoy continuado por el movimiento de López Obrador en México(MORENA), el peronismo continuado por el Kirchnerismo, así como el torrijismo, y también en el mismo torrente el chavismo.

amlo_slim_encinas
Manuel López Obrador de MORENA y Carlos Slim Helú, uno de los hombres más ricos del mundo

También se encuentran fuerzas que inicialmente tuvieron posiciones radicales por su confrontación con las dictaduras militares y que fueron evolucionando a posiciones socialdemócratas como el FSLN(Nicaragua), FMLN (El Salvador), URNG (Guatemala). Pues bien, el Consenso de Nuestra América busca unir a esas fuerzas, junto a los partidos comunistas.

Desde el año de 1999, y por casi dos décadas hasta hoy esas expresiones con plataformas antineoliberales han sido gobierno en Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Honduras y Paraguay, y en otros casos sin lograr el gobierno nacional si ganar los gobiernos de ciudades importantes como la Ciudad de México o fracciones parlamentarias con capacidad de decisión (Habria que agregar la alcaldía metropolitana de Lima en Perú). En el PCM caracterizamos a los gobiernos de Venezuela, Bolivia y Ecuador como gobiernos bolivarianos; a los otros como progresistas; la distinción de los bolivarianos la hacíamos sobre dos premisas; la primera es que eran resultado de procesos de abierta rebeldía contra las políticas de choque y ajuste neoliberal, la segunda es que tenían una fuerte base popular que presionaba en una dirección de cambios de sistema y no solo de gestión, lo que configuraba una disyuntiva que temporalmente tenía sus límites por las modificaciones en el cuadro internacional de la lucha de clases, y no hay fecha que no se cumpla, esos procesos han terminado por definirse en la continuidad del capitalismo, entre otras circunstancias porque la vanguardia la han tenido fuerzas socialdemócratas y populistas, …

En cuanto a los gobiernos denominados progresistas, los resultados son contundentes. Las medidas asistencialistas frente a la extrema pobreza no resolvieron el hambre y miseria que padecen esos pueblos, pues no van a la raíz de la cuestión que es la apropiación privada de la riqueza socialmente producida. Además tales medidas asistencialistas fueron temporales y mermadas por la corrupción. Ese maquillaje social del progresismo fe acompañado de brutales medidas de desvalorización del trabajo, como reformas laborales, despojo de tierras para favorecer a los monopolios de los biocombustibles, de la minería y los energéticos. … Los escándalos de corrupción son muy conocidos.

paraisopolis
Un condominio  junto a la favela de Paraisopolis en  SaoPaulo, Brasil.

Regresando a la argumentación, tenemos elementos suficientes para concluir que las gestiones progresistas, todas, incluidas las bolivarianas, han sido gestiones capitalistas y que la vida de los trabajadores y el pueblo sigue bajo el yugo de la explotación. Es a esos gobiernos progresistas a los que el Consenso de Nuestra América quiere que apoyemos incondicionalmente.

 

El Consenso de Nuestra América quiere que nos inscribamos en esa lógica de apoyar acuerdos interestatales capitalistas  y tomar partido en la disputa interimperialista por el polo que lideran Rusia y China y que eso tiene un sentido progresista en la escena internacional. No es la opinión del Partido Comunista de México, que considera que la lucha contra el centro imperialista norteamericano, el de la UE, o el que lideran los BRICS, es la lucha contra los monopolios, y que la única alternativa al imperialismo es el socialismo, y no hay terceros caminos.

Otro equivoco del Consenso de Nuestra América tiene que ver con reducir la lucha al antineoliberalismo, que no conduce necesariamente al anticapitalismo, sino que puede ser, y en muchos casos es, procapitalismo, como hemos dicho modificando la gestión. Se insiste con la receta de los frentes antineoliberales, de la unidad más amplia, pero ya esta opción entregó resultados que son precisamente las gestiones progresistas, y permítanos la insistencia, gestiones capitalistas. “Unidad más amplia” es la manera de nombrar alianzas interclasistas hegemonizadas por la burguesía.

Otro asunto del Consenso de Nuestra América, con el que diferimos es el que aborda el sujeto político, que sería según lo que ese documento define un movimiento social y político donde estén progresistas (burgueses keynesianos y populistas), socialdemócratas (vieja y nueva socialdemocracia) y los comunistas, si es que no quieren ser calificados de sectarios, para dirigir a las capas medias, clase obrera, campesinos, pueblos indios, mujeres, en primer lugar en defensa de los gobiernos progresistas hoy en crisis, en defensa de la multipolaridad, es decir de los BRICS y de las alianzas interestatales capitalistas no hegemonizadas por EEUU. …

En general esas son las razones por las que el PCM no suscribe el Consenso de Nuestra América, y lo considera un documento negativo pues introduce la confusión cuando aumenta el conflicto de clase y se define sin ambages en el campo del reformismo y la continuidad del capitalismo, “humanizándolo” en algunos aspectos.

frida-y-corse
Frida Kahlo, mexicana comunista

 

[i] Pável Blanco Cabrera

[ii] http://elmachete.mx/index.php/2018/02/13/el-pcm-y-el-consenso-de-nuestra-america/

Artículo publicado en El Machete, no.10-11, Noviembre 2017. pp. 127-136.

[iii] http://elmachete.mx/index.php/2016/08/30/contribucion-del-pcm-en-encuentro-de-partidos-comunistas-de-lima-peru/

[iv] http://www.cubadebate.cu/noticias/2017/07/18/adopta-foro-de-sao-paulo-concenso-de-nuestra-america/#.WoI5DLyWbIU

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s