EL TPP: CRÓNICA DE UNA GRAN TRAICIÓN

 

“Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence.” Pedro Calderón de la Barca

Botero La Traicion

El Beso de Judas o la traición, óleo de Fernando Botero

En julio del año pasado publicamos las posiciones iniciales de los  diversos miembros participantes en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). En esa fecha señalamos que este “acuerdo” tenía varias características:

  • Es un tratado VINCULANTE multilateral, que ocupa diversas actividades económicas y no sólo comercio propiamente dicho.
  • Su negociación fue en secreto.
  • Los negociadores, en el caso del Perú, específicamente fueron funcionarios ideologizados respecto a las “bondades” del actual sistema económico.
  • La población no fue ni es informada de los alcances ni de las consecuencias de ese “acuerdo”.

 

En octubre reiteramos a través de https://surhoy.org/2015/10/19/crisis-de-la-teoria-economica-y-corrupcion-tpp-y-otros-acuerdos-comerciales/ que acuerdos de ese tipo eran parte de una gran estrategia norteamericana y que el  TPP tiene entre sus principales objetivos  obligar a China a aceptar las reglas de  juego diseñadas por Estados Unidos.  Dicho acuerdo involucra a 12 estados: Los mentores, es decir Estados Unidos y sus sempiternos aliados subordinados Australia, Canadá y Nueva Zelanda. Sus aliados menores del sudeste asiático: Malasia, Brunei, Singapur (gobernados por castas prooccidentales y altamente represivas), Japón (principal opositor a China), Vietnam (opositor a China por las disputas marítimas y comerciales), y México, Perú y Chile (los de la “Alianza del Pacífico”), falta Colombia pero su clase empresarial no es tan boba para involucrase en ello.

TPP china

Ahora las cosas han avanzado, por suerte Wikileaks publicó el 5 de noviembre pasado el texto completo del acuerdo, el cual lo pueden ver aquí: https://wikileaks.org/tpp-final/  Es patético que la ciudadanía tenga que informarse por medio de un portal externo lo que debería ser obligación difundir públicamente por este gobierno.  

En sus 30 puntos y 4 anexos el TPP  intenta regular un amplio conjunto de temas, que van desde trabajo, comercio, derechos de autor, patentes inversión estatal, salud  y medio ambiente.

Las reuniones secretas para el TPP comenzaron en marzo del 2010, Ollanta Humala se mantuvo callado al respecto (se sabe que le cuesta comprender las implicancias de ese tratado, pero no a sus allegados que son cómplices  de lo que suceda). Incluso la  novena ronda de negociaciones se dio en octubre del 2011 en Lima, donde los hoy candidatos a la presidencia se alegraron por ese hecho, entre ellos la congresista Mendoza, el señor Guzmán, y obviamente Toledo, PPK y  García (Acuña ni sabe a la fecha que implica ese tratado ni lo entiende).

El TPP tiene repercusiones graves en la ya limitada calidad de vida a la cual acceden la mayoría de los habitantes de los países implicados: Uno de los más notorios es la limitación al libre acceso a información a través de Internet; otro es lo referido a las limitaciones que dispone respecto al uso y acceso a medicamentos genéricos.

 

El caso de Internet y la Propiedad Intelectual

 

En lo que respecta a Internet, el acuerdo final se basa en la propuesta estadounidense, la cual  exige que los países adopten un sistema de responsabilidad para los prestadores del servicio de Internet por las supuestas infracciones a derechos de autor cometidas en línea. Ello significaría la censura de sitios web o de contenidos específicos.

Además propone que los prestadores de servicios de Internet violen la privacidad de sus clientes, ya que estarían  obligados a entregar información que permita identificarlos en casos de supuestas infracciones, a solo pedido de una parte.

Como si ello no fuese suficiente, propone la desconexión de los usuarios de Internet como sanción ante infracciones cometidas en línea.

Estas  medidas podrían ser adoptadas a través de mecanismos privados sin intervención judicial alguna. Es decir, una empresa privada es juez y parte. No solo vulnera groseramente  varios derechos de los usuarios de Internet (la libertad de expresión, el derecho a la privacidad, y el debido proceso judicial) sino que te restringe o anula el derecho a la comunicación, te fusila virtualmente. En todo el capítulo no hay ni la más mínima referencia a los derechos de los usuarios o los ciudadanos.

Como lo anterior no es suficiente, el acuerdo  exige que se criminalice toda infracción a los derechos de autor, inclusive si ha sido cometida sin ánimo de lucro y sin beneficio económico. Los expertos en leyes saben que ello además vulnera los principios básicos de la intervención penal, como son el principio de subsidiariedad y el de lesividad.

Entre las cosas curiosas y donde se nota la pobreza de la perspectiva de los técnicos norteamericanos, está la insistencia en la  relación entre nombres de dominio y marcas comerciales. Obviamente esa “relación” la interpretan ellos.   Y otra ya más peligrosa, es la exigencia de que las autoridades policiales y judiciales actúen de oficio frente a posibles infracciones al derecho de propiedad intelectual, incluso si no existe reclamo de los titulares supuestamente afectados. Es decir, si el policía “cree” que estas violando un derecho de autor, te vas para adentro.

Nunca falta alguien que diga: “Hey; pero si viola la propiedad intelectual debe ser sancionado”; para gente así es necesario recordar que  ese acuerdo mantiene y fortalece en el tiempo las ventajas de las empresas  de los países del norte. Al elevarse la protección de los derechos de propiedad intelectual,  aumentan las ganancias de los dueños de dicha propiedad intelectual, a expensas de todos nosotros. La única y real brecha que separa a estados como el Perú de estados como los Estados unidos es la brecha en el conocimiento. El TPP perpetuará que esa brecha insalvable.  Avalando incluso el hurto de material genético de los andes y la amazonia.

Tampoco faltará el “progresista” que diga: “Hey, ustedes detestan todo lo norteamericano; pero se contradicen ya que varios amigos y aliados suyos trabajan y viven en Estados Unidos”. Habría que decirles a estos señores que no tenemos nada contra de los habitantes de los Estados Unidos ni de sus costumbres; estamos en cambio,  decididamente en contra de la Intervención del Estado norteamericano en nuestra vida pública y privada,  en contra de la limitación a los derechos adquiridos (que fueron otorgados gratuitamente sino que son producto de la lucha de nuestros predecesores) y que en todos lados y estamentos hay miserables y traidores.  El TPP como otras acciones intervencionistas de los Estados Unidos no se podría aplicar si en este país no tuviera socios o cipayos que lo promueven.  Y hay empresas como Mylan, https://www.mylan.es/es-es/nuestra-compa%C3%B1%C3%ADa/mylan-en-el-mundo, que es un conglomerado de farmacéuticas NORTEAMERICANO, principal productor de  medicamentos genéricos en el mundo que ya se ha pronunciado en contra del TPP respecto a los genéricos precisamente;  en resumen señala que el TPP restringirá el acceso a una salud de alta calidad en los países suscriptores de dicho acuerdo, aquí dos documentos de Mylan al respecto: http://keionline.org/node/2287

Hablando de Felipillos, una “izquierda” cuyos cuadros viven del financiamiento que les da el USAID será tan light en su propuesta contra el TPP como lo es la del señor Acuña por ignorancia al respecto. Ni qué decir del señor Guzmán que fue uno de los promotores del acuerdo (pobrecitos sus fans de redes sociales o sus asesores, tendrán que pagar cuando copien “Memes” los primeros o propuestas de PODEMOS de España los segundos).

El peligro de su ratificación

Sin embargo, cualquiera que gane en las elecciones presidenciales del 2016 ya podría recibir el paquete ya instaurado. Y es que Ollanta Humala y los que por ahora lo sustentan, aprovechen que el gran público está distraído por el circo electoral, y éste señor lo ratifique A CORTO PLAZO con apoyo del impresentable congreso vigente hasta julio de este año. Con la atingencia que pudiera suceder lo de Estados Unidos: Que la capacidad del Congreso para modificar los  acuerdos comerciales sea nula y  donde solo se limite a dar un voto a favor o en contra.

Con ello, Ollanta Humala cumpliría con holgura todos los requisitos:

  • Traicionó a su patrocinador inicial y con su pareja usufructuó los fondos destinados a su partido para beneficio particular. Bueno, no era dinero nacional…
  • Traicionó a los partidos de izquierda que lo llevaron al poder. Bueno, ya están grandecitos para dejarse engatusar…
  • Traicionó a los campesinos que se percibían como los afectados por las industrias extractivas. Bueno, algunas empresas colaboran para que yo y mi mujer podamos hacer algunos gastos…
  • Traicionó a sus militantes de su partido a los cuales ninguneo a los pocos meses de estar en el poder. Bueno, los militantes eran una recua de oportunistas o ingenuos…
  • Traicionó a los profesionales y técnicos de origen andino o provinciano, al poner en las jefaturas y cabezas de ministerios a mismos criollos limeños aunque no hayan votado por él. Bueno, los cholos solo sirven (servimos) para obedecer…
  • Traicionó a la institución armada que lo formó al disponer cargos y acciones violando la tradición y los procedimientos. Bueno pues, en el ejército es así, pues…
  • Traicionó a sus padres y hermanos al aceptar chantajes de “amigos” y de su consorte. Bueno, si mi esposa no me apoya, quien pues…
  • Traicionó a sus ideas “nacionalistas” al permitir el ingreso de tropas y personal armado norteamericano a amplias zonas del país, incluyendo el aval a procedimientos que los hacen impunes a la legislación nacional. ¿Eso es malo? Si solo vienen y se van…
  • Y ahora amenaza con indultar, con felonía absoluta, a Fujimori.

Con su aval al TPP redondeará su labor.- Afectando de manera determinante a la gran mayoría, a aquella que buscando una esperanza confió en él, a aquella  que solo puede informarse a través de internet, o a la que compra medicamentos básicos, o se atiende en centros públicos. Y no solo a ellos, sino a sus descendientes y será el culpable por las victimas que provoque la lucha por anular ese tratado.

Ollanta traidor

Desde esta humilde trinchera no dejaremos de protestar por tratados como el TPP, ni dejaremos de nombrar a sus promotores y cómplices, al margen de cualquier circo imperante. Y para traidores como el nombrado, esperamos que cambie pronto de palacio, y tenga, como sus similares, igual destino.

PAISES INTEGRANTES DEL TPPWEB


6 thoughts on “EL TPP: CRÓNICA DE UNA GRAN TRAICIÓN

  1. Humala no es un político, un felipillo se ajusta más a su descripción, porque se puso al servicio de sus amos la derecha antinacional, que responde a su vez ante intereses foráneos, del imperialismo norteamericano, uno de estos mecanismos de sujección es este TPP, que claramente atenta contra el pueblo peruano

    Me gusta

  2. GOBIERNOS SUMISOS Y VENDE PATRIAS FIRMARAN DICHO TRATADO A ESPALDAS DEL PUEBLO, POR QUE TANTO MISTERIO, POR QUE NO SE HA DISCUTIDO PUBLICAMENTE ???? DESCONOCEMOS LAS RAZONES, LO QUE ESTA CLARO LOS GRANDES BENEFICIARIOS SON LAS EMPRESAS TRANSNACIONALES EN PERJUICIO DEL PUEBLO, VEREMOS QUE PASA EN EL CAMINO….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s